Antes de hablar, considera el costo de roaming en Europa

Antes, cuando salíamos de viaje y querías comunicarte con tu familia sólo ofrecía estas posibilidades: una conversación carísima desde la habitación de hotel, ir a la telefónica local y pedir una llamada o entrar, armado con monedas, en una cabina telefónica en la calle.

Ahora, casi todos los turistas tienen un smartphone, al cual usan para navegar en Internet. Para mantener los costes dentro de ciertos límites hay que conocer las reglas de itinerancia o roaming.

En los países miembros de la Unión Europea (UE) existen límites máximos para los precios, tanto para el roaming de llamadas telefónicas como para el de datos. Generalmente se habla aquí de tarifa UE o de eurotarifa, pero muchos proveedores también utilizan otros nombres. Noruega, Islandia y Liechtenstein dan a la mayoría de los proveedores el mismo trato que los países miembros de la UE. En el resto de los países europeos no miembros de la UE no hay topes, ni en Suiza ni en Turquía.

Dentro de las tarifas de la UE, el costo máximo de una llamada costará a partir del 1 de julio de 2013 28 centavos de euro el minuto, ya incluye el IVA.

Quien reciba una llamada en un país extranjero miembro de la UE pagará como máximo ocho centavosy la factura se calcula con una precisión de segundos. En cambio, para las llamadas que se realicen desde el exterior la tarifa sólo se calcula con precisión de segundos después de medio minuto.

El precio máximo de un SMS será de diez centavos, el precio tope para la transmisión de datos es de 54 centavos por megabyte. Fuera de la Unión Europea, las llamadas telefónicas y la transmisión de datos seguirán costando fácilmente varios euros por minuto o por megabyte. Las facturas a pagar pueden ser cuantiosas y deparar una sorpresa desagrable después de las vacaciones.

Por esto, conviene echar una mirada a la lista de precios del proveedor antes de iniciar el viaje, a pesar de que en principio las empresas de la UE están obligadas a enviar a sus clientes en todo el mundo mensajes SMS para informarles de las tarifas de roaming cuando cruzan la frontera. Lo más económico es siempre enviar un SMS. Y quien pase sus vacaciones cerca de la frontera debería averiguar si es posible elegir en la configuración del celular su propia red nacional.

Las alternativas que ofrecen los proveedores a la eurotarifa se llaman tarifa de viaje o tarifa de roaming, entre otras. Estas no están sujetas a los límites de precio de la eurotarifa, aunque tienen la ventaja de que esto permita a los proveedores hacer ofertas más económicas. Los viajeros deberían verificar escrupulosamente la frecuencia con la que suelen hacer llamadas telefónicas y las condiciones, porque es posible que se tenga que pagar adicionalmente una cuota de conexión.

También se debería averiguar antes de comenzar las vacaciones cuál es la tarifa instalada. Hacer un cambio es gratis y posible en cualquier momento, y pueden ser incluso más atractivas que en los países miembros de la UE.

Para proteger al consumidor, los proveedores en la UE están obligados a cortar automáticamente las conexiones de datos cuando el usuario ha acumulado gastos por navegar en Internet de poco menos de 60 euros. Cuando llega al 80 por ciento de esta cantidad y poco antes de llegar al 100 por ciento, el usuario recibe un SMS de advertencia. Si el cliente quiere seguir navegando, tiene que solicitar a su proveedor que levante el cierre.

La barrera de protección contra gastos rige en todo el mundo, a no ser que el operador de red en el destino turístico no transmita los datos de usuario en tiempo real al proveedor en la UE. En este caso, se comunica al cliente a la entrada en el país que la función de restricción de gastos no está disponible.

Actualmente también es posible instalar, cambiar o borrar gratis y en cualquier momento el tope para el uso móvil de datos. Como alternativa a la factura por cada megabyte, muchos proveedores ofrecen paquetes de datos, tanto para los países miembros de la UE como para los que no pertenecen a la UE. Las aplicaciones turísticas y de mapas con funcionalidad offline pueden ayudar a ahorrar datos.

De cualquier manera, para conectarse a la red en el hotel, en el apartamento o en el café en el lugar de vacaciones, la primera opción es un “punto caliente” (hotspot) WLAN gratuito. Sin embargo, se aconseja no realizar operaciones bancarias en Internet, ya que existe el peligro de que se puedan espiar datos delicados en hotspots públicos. Por lo demás, también es posible realizar por WLAN llamadas telefónicas gratuitas o de bajo coste a través de Internet con apps para Messenger o VolP.

El contestador: en los países miembros de la UE la mera entrada de un mensaje en el buzón electrónico desde hace tiempo es gratis y sólo se cobra por escuchar el mensaje. Sin embargo, fuera de la Unión Europea conviene tener apagado el buzón de voz.

Compartir