Baja California tendrá el primer arrecife artificial del Pacífico Norte

0
599
Publicidad

Este 21 de noviembre al mediodía, en las playas de Rosarito, en Baja California, se dará el banderazo oficial de un gran proyecto: el hundimiento del buque Uribe 121 que se convertirá en el primer arrecife artificial del Pacífico Norte.

Dicha embarcación donada por la Armada de México será el inicio del proyecto Parque Submarino Rosarito, que contará con una superficie de más de 40 hectáreas submarinas, lo que dará una vocación extraordinaria, no sólo a Rosarito sino a todo el estado, ya que en el mundo existen más de 20 millones de buzos registrados, y de ellos aproximadamente 500 mil residen en México.

La importancia de un arrecife artificial radica en que no sólo contribuyen a la generación de espacios para la nueva vida submarina que coloniza, sino también son útiles ya que disminuyen la presión sobre los arrecifes naturales que han sido sobreexplotados proporcionando sitios alternativos para el buceo. Muy relacionado con esto está el beneficio económico que pueden significar al atraer a la creciente ola de ecoturistas que gustan de explorar dichas embarcaciones hundidas.

El Parque estará conformado por cinco espacios de actividad marina y terrestre. El hundimiento del Uribe 121 será el primero de muchos hundimientos más, esta zona se llamará el Cementerio de Buques; La Atlántida Prehispánica estará conformada por reproducciones de piezas arqueológicas de diversas culturas de México; con motivo de la filmación de Titanic en estas playas, se sumergirán reproducciones de piezas de este legendario barco a manera de homenaje; El Jardín Escultórico será una gran galería de  arte submarina, piezas hechas de cemento y hormigón; finalmente en el Centro de Monitoreo en Puerto Nuevo se podrá ver desde tierra lo que sucede en las profundidades del mar.

El Parque cumplirá con el compromiso de la biodiversidad que permitirá la reproducción de especies en una zona que hoy es desértica, además combatirá la pesca ilegal y funcionará como laboratorio científico para conocer sobre las especies y su forma de vida, al mismo tiempo que generará educación y conciencia del cuidado del medio ambiente y la vida marina.

El secretario de Turismo de la entidad, Oscar Escobedo Carignan, estimó que la derrama económica del complejo será de entre 50 y 60 millones de pesos al año, repartidos en industria gastronómica, hotelera, y de turismo de aventura, entre otros.

Destacó que la SECTURE está trabajando para que Baja California se posicione como un destino turístico nacional e internacional a partir de sus diversos atractivos como sus playas, la Ruta del Vino, los eventos culturales e incluso el Pueblo Mágico de Tecate, sumando a toda esta oferta el Parque Submarino Rosarito.

Comentarios

Comentarios

Publicidad