Bodas mayas, un atractivo de México para el turismo extranjero

0
1162
Publicidad

A través de los rituales matrimoniales basados en escritos del libro sagrado del Popol Vuh y los antiguos relatos mayas, parejas de extranjeros –principalmente-, contraen nupcias.

El auge de la celebración de bodas temáticas en el corredor turístico Cancún-Tulum, tiene su mayor expresión en los enlaces o rituales mayas porque son los que se realizan con más frecuencia, desde públicas frente al mar o muy privadas, en un cenote.

La presidenta de la Asociación Civil Consejo de los Pueblos Mayas, Mary Cobá, refirió que las bodas en playas paradisíacas, con bellos escenarios naturales y servicios turísticos todo incluido de gran lujo mantienen una tendencia a la alza y las ceremonias con temática maya no son la excepción, pues incluso al mes se realizan por lo menos dos.

Expuso que en los años recientes se nota un incremento en la celebración de bodas y rituales mayas que antes la gente no pedía.

En entrevista con Notimex anotó que aunque son habitantes mayas también se necesita una preparación para encabezar una ceremonia de ese tipo, al igual que las personas que se encargan de escribir gramática maya o traducir o interpretar el calendario maya.

Por eso, continuó, la persona debe contar con conocimientos sobre esa tradición que se ha ido transmitiendo de generación en generación.

La mujer enfatizó que son más los extranjeros que solicitan ese tipo de ceremonias, de unión matrimonial al estilo de la tradición maya, y recalcó que “la boda no tiene fines legales, sino que es una creencia en la cual la pareja se compromete y que el abuelo que realiza la ceremonia, sólo se convierte en el vínculo, el instrumento para reunir los elementos necesarios y las personas se comprometen bajo su mismo criterio”, aclaró.

Mary Cobá detalló que tratan de hacer lo más cercano a la tradición, a lo que se acostumbra en la Península de Yucatán. Son los oriundos de Canadá, Estados Unidos y Europa quienes solicitan el ritual, aunque también últimamente de México y de la Península de Yucatán aprovechan las playas para casarse.

Añadió que también le ha tocado ir al norte y occidente del país, a ciudades como Guadalajara y Monterrey, y en el centro, a Teotihuacán, a participar en ceremonias o rituales.

Las bodas regularmente se realizan en las playas de los hoteles, aunque hay otros clientes que quieren otro tipo de escenarios naturales como la selva quintanarroense o zonas arqueológicas, aunque eso implica un costo elevado por el trámite de los permisos ante las autoridades, comentó.

“Las playas se prestan, permiten ese escenario natural para llevar algo tradicional, es ideal. Como la gente que se viene casar es de diferentes lugares, quiere que sea frente al mar, aunque otros buscan algo más privado, exótico, espiritual como un cenote”, consideró.

Con información de Notimex

Comentarios

Comentarios

Publicidad