Broka te lleva a un recorrido gastronómico #EntreBohemios

Estofado de conejo. Foto: Karla Fernández.

El Chef Marco Margain de Broka nos llevó de la mano por un paseo gastronómico, dónde el conductor fueron las cervezas Bohemias con su nueva imagen y el regreso de la hermana perdida: chocolate stout.

Tostada de tiradito de cecina. Foto: Karla Fernández.
Tostada de tiradito de cecina. Foto: Karla Fernández.

Como primer tiempo fue una tostada de tiradito de cecina, donde el tiradito de cecina o aguachile como le llama el chef, está marinada con ceniza de tortilla, limón, habanero, un poco de jengibre y listo! La parte crujiente la lleva la tostada.

Mukbil de lechón. Foto: Karla Fernández.
Mukbil de lechón. Foto: Karla Fernández.

El segundo tiempo fue un platillo de la península yucateca, el Mukbil pollo, el cual se cocina para festejar a los muertos; el Chef Margain lo hizo de lechón cocinado al hoyo de barbacoa; rellenó el mukbil y lo coció en el hoyo de tierra. Adornó con cebolla morada, típica de la comida de aquella región.

Verduras al tempura. Foto: Karla Fernández.
Verduras al tempura. Foto: Karla Fernández.

Para el tercer tiempo, llegó un cocktel de sake, limón y cerveza Bohemia clásica, pues las verduras al tempura cuadraron magnífico. El tempura se hizo con cerveza también, por lo que fue un tiempo de combinaciones.

Tostada de pulpo en escabeche. Foto: Karla Fernández.
Tostada de pulpo en escabeche. Foto: Karla Fernández.

La tostada de pulpo en escabeche fue el claro ejemplo de que las notas ácidas del vinagre con la Bohemia Weizen se llevan de maravilla; para esta cerveza también se sirvió un mejillón con amarillito oaxaqueño, un mole picosito delicioso que chocaba – para bien- su sabor con lo terroso del molusco.

Mejillón con amarillito oaxaqueño. Foto: Karla Fernández.
Mejillón con amarillito oaxaqueño. Foto: Karla Fernández.

Los cocteles con cerveza aparecieron de nuevo, en esta ocasión los complementos fueron café y limón para el estofado de conejo; la carne era tan suave que no querías terminar el platillo.

Estofado de conejo. Foto: Karla Fernández.
Estofado de conejo. Foto: Karla Fernández.

Para incorporar el gusto de una Bohemia para los días más pesados, como el de una post fiesta, un “Vuelve a la vida” fue uno de los tiempos. Para recordarte que no necesitas de un platillo muy complejo para tener de opción una Bohemia.

Vuelve a la vida. Foto: Karla Fernández.
Vuelve a la vida. Foto: Karla Fernández.

Un taco de lengua fue el último eslabón salado; el epazote, laurel y el tomate verde fueron los elementos que brillaron en el pipián que iba sobre el taquito de lengua.

Taco de lengua y pipián. Foto: Karla Fernández.
Taco de lengua y pipián. Foto: Karla Fernández.

Y para cerrar e introducir la chocolate stout a los paladares de los comensales, llegó un mousse de tiramisú que lo coronó como el gran final. Las notas de cacao y el amargor de la cerveza “bailaron” en el paladar hasta llegar a un ritmo ovacionado.

Mousse de tiramisú. Foto: Karla Fernández.
Mousse de tiramisú. Foto: Karla Fernández.

Tu también puedes vivir la experiencia que te acabamos de narrar en Broka, ya sabes, todo es válido #EntreBohemios .

Broka Bistrot

Zacatecas #126. Roma Norte.

Ciudad de México.

(0155) 443 74 285

Twitter: @BrokaBistrot

Compartir

No hay comentarios