Coastering: otra forma de disfrutar Ensenada, BC.

0
41
Publicidad

Para los amantes de las aventuras y el deporte extremo es el coastering es la actividad idónea y en Ensenada, Baja California, es el lugar perfecto para realizarlo.

El coastering es una actividad que fusiona diversas disciplinas como senderismo, escalada, buceo y rapel entre otras, aunque las condiciones geográficas para realizarlo son muy pocas.

En todo el territorio mexicano y estadounidense sólo existe una ruta de coastering, y se encuentra en Ensenada, Baja California, exactamente en la Bahía del Papalote, muy cercana a La Bufadora.

La Bufadora es un géiser marino que se eleva más de 30 metros sobre el nivel del mar, produciendo un sonido que ha dado origen a su nombre, donde usualmente se pueden observar anémonas, erizos, peces, estrellas de mar y el hermoso bosque de algas gigantes pardas.

Este deporte es una modalidad del trekking, es decir, excursionismo en escenarios naturales, que a diferencia del senderismo, requiere más esfuerzo físico y mayor contacto con la naturaleza por rutas mágicas que te enamorarán. Se sugiere realizar esta práctica con la ayuda de un guía certificado en excursionismo como bajaexcursions, Xtour, Sahawii Outdoors, por mencionar algunos.

La experiencia oscila entre $950 a $1,200 pesos e inicia al acordar un punto de reunión con los tour operadores, para después hacer el traslado en kayak u otro tipo de embarcación al primer circuito de rapel guiado, en una altura de aproximadamente 25 metros; caminata, seguido de un rapel de 35 metros, hasta llegar a una isla para cerrar con broche de oro y dar un gran salto al mar con un arnés de seguridad.

Lo que debes saber para practicarlo es que no requieres experiencia previa, pero es importante conocer que el recorrido dura aproximadamente 4 horas, tener una edad mínima de 12 años, llevar ropa ajustada y cómoda que se pueda mojar, junto con un cambio, mochila para el equipo, gorra, protector solar, agua potable, botas o tenis cómodos – evita suelas lisas y delgadas– y si tienes cabello largo, llevarlo recogido.

Febrero y junio son los meses más atractivos para realizar esta experiencia, sin embargo se puede practicar en cualquier época del año.

Comentarios

Comentarios

Publicidad