Colombia y sus mágicos destinos de sol y playa‏

Colombia es un país que resalta por sus mágicas playas que garantizan unos espacios de paz, descanso y tranquilidad a todos aquellos turistas que buscan dejar atrás el ruido y la rutina de la vida diaria.

En total, son más de trescientas playas, para todos los gustos. Algunas tienen todos los servicios requeridos por los turistas y otras son unos verdaderos paraísos naturales, alejados de las multitudes.

Chocó

Situada sobre el Pacífico, Bahía Solano ocupa una estrecha playa entre la Serranía del Baudó y el océano. Bahía Solano se caracteriza por las aguas cristalinas de sus cascadas y bellas playas. Las costas de Bahía Solano son un atractivo para los turistas que buscan el contacto más cercano con la naturaleza.

En mayo, es el lugar de la pesca del famoso pez volador; en septiembre inicia el paso de las aves migratorias y desde finales de julio hasta octubre, las costas son visitadas por las ballenas jorobadas, las más grandes del planeta, que embrujan a los visitantes con sus cantos de enamorados.

Isla de Providencia

Ubicada a 72 kilómetros al norte de San Andrés, la isla de Providencia es un destino único declarado por la UNESCO la Reserva de la Biosfera. Por su aislamiento geográfico, la infraestructura primitiva y una población de apenas cuatro mil habitantes resulta un sitio ideal para el descanso en un ambiente absolutamente natural.

Rodeada por una barrera coralina de 20 kilómetros ofrece condiciones estupendas para el buceo. Sus playas son solitarias, hermosas y muy tranquilas.

Conectada con Providencia por un pintoresco Puente de los Enamorados, Santa Catalina es la hermana menor de Providencia. Esta pequeña isla montañosa de superficie de apenas 1 km² ofrece una playa romántica y solitaria de agua transparente y cálida, una de las más seductoras de Colombia.

Pacífico

En una de las regiones más húmedas y con mayor biodiversidad del planeta, en las pequeñas bahías de arena fina formadas en pleno Océano Pacífico y rodeadas de una exuberante selva tropical se esconde un lugar ideal para quienes desean alejarse del mundo moderno.

Uno de los atractivos de esta área natural son sus apacibles y extensas playas, enmarcadas entre la selva virgen chocoana y el Océano Pacífico. Cada playa es atravesada por riachuelos de aguas cristalinas que alimentan el mar, creando el ambiente perfecto para relajarse, sin la congestión y las ofertas comerciales habituales en los destinos de playa masivos.

Santa Marta

Santa Marta posee una de las bahías más hermosas de América. Es un sitio apacible, lleno de un encanto natural, podrás disfrutar del aire puro de las montañas. Santa Marta constituye un destino turístico que reúne en un solo lugar el contacto con la naturaleza, una excelente infraestructura hotelera y un espacio perfecto para los deportes acuáticos.

A sólo cinco minutos del centro histórico de la ciudad de Santa Marta se encuentra la localidad de El Rodadero que cuenta con playas de arena blanca de textura mediana (no se adhiere al cuerpo humano después del baño), el mar de color azul verdoso, tranquilo y limpio que no ofrece peligro para los bañistas y cuya temperatura contrasta con el cálido sol y se presta para la práctica de todos los deportes acuáticos.

Parque Nacional Tayrona

El Parque Tayrona se encuentra a solo media hora de Santa Marta, en el punto donde las estribaciones de la Sierra Nevada extienden sus brazos hasta el litoral, conformando un complejo sistema de ensenadas y acantilados rocosos. Es aquí donde nace un paradisíaco paisaje Tayrona.

El Parque ofrece amplias playas, de las cuales las tres más conocidas son: Bahía Concha, un hermoso balneario con cabañas y restaurantes; Neguanje y Cañaveral, con su zona de camping y unas deliciosas playas en medio de la exuberante naturaleza.

 

Compartir