Despierta tus emociones según la decoración

Los colores no solo crean ambiente, sino que sanan, curan y evocan emociones, por ello se recomienda conocer los efectos de cada color para decorar la casa, la oficina o los centros escolares.

Los colores se dividen en primarios: azul, rojo y amarillo y secundarios: naranja, violeta y verde. Además también se separan por ser más cálidos, como lo tonos tierra y los rojos, o más fríos como los azules y verdes.

Según la zona que se vaya a decorar conviene escoger el color apropiado. Es por eso que los expertos en decoración, recomiendan determinados colores para una estancia u otra.

Para los vestíbulos se recomiendan colores que transmitan paz y den sensación al espacio de ser acogedor e íntimo, por eso los más comunes son los tonos crema y blanco, aunque también se puede optar por colores fríos en zonas cálidas ya que le aportarán al espacio un toque de frescura.

La sala es uno de los espacios de la casa más importante y es por ello que debe seleccionarse el color deseado con mucha cautela y es fundamental combinar los colores de las paredes y el suelo con el mobiliario de la estancia. Los tonos marrones, anaranjados y amarillos además del púrpura son los más apropiados para los salones y salas de estar.

Para el dormitorio se recomienda una paleta de colores rosas, naranjas y amarillos. Además dependiendo de la persona que vaya a utilizar el dormitorio hay colores más y menos apropiados, por ejemplo los tonos azules y turquesas son perfectos para la habitación de un adolescente y los tonos magenta para los dormitorios de los adultos. Para las estancias de trabajo o estudio, los tonos violetas y púrpuras ayudan a la concentración y la espiritualidad.

Compartir