La marihuana en destinos turísticos ¿será Mover a México?

0
348
Publicidad

Enrique de la Madrid dijo un secreto que todos guardábamos: el turismo extranjero consume drogas locales o importadas en los destinos Premium de México.

¿Qué vamos a hacer? ¿Lo que hemos hecho hasta ahora o cambiar de estrategia?

Bien lo dijo Enrique de la Madrid: “si queremos resultados diferentes, hay que hacer las cosas diferentes”.

¿Qué vamos a hacer?

Lo que propone es legalizar la marihuana en destinos como Cancún y Los Cabos, lugares con el 90 por ciento de turismo extranjero. Los gobernadores tendrían gran parte de la tarea.

Hasta ahora, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, quien fue Sub secretario de innovación y desarrollo turístico de 2012 a 2016, no ha dicho que no, pero tampoco dio un rotundo “si”.

Habrá que recordar que estrenó su mandato como gobernador con uno de los eventos más memorables para el turismo en el país, una balacera en Playa del Carmen en uno de los eventos de música electrónica más significativos que se llevan a cabo en la Riviera Maya. La primera versión del conflicto fue: enfrentamiento por drogas.

Por su parte, el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, primero dio un enérgico “¡No!” y después dijo que lo pensaría.

¿Qué hemos hecho hasta ahora?

Voltear para otro lado. Los extranjeros, principalmente los estadounidenses, introducen sin temor ni vergüenza algo de cannabis para consumir en México; ya sea con receta, en dosis permitidas o simplemente en la maleta bien escondido, ha sucedido.

Les puedo compartir que he tenido la dicha de visitar ambos estados – Quintana Roo y Baja California Sur – y en todas mis visitas me ha tocado ser testigo del consumo a plena luz del día de marihuana.

Incluso, puedo decirles que en Cabo San Lucas, el turista americano es más común que tome un baño de sol admirando El Arco y fumando marihuana, que un cigarro.

En Playa del Carmen, en mi experiencia, el movimiento de estupefacientes es igual de “normal” que la venta de chicles o dulces en la calle. Me tocó que en cuanto llegué a Playa, un chico se me acercó con un “kit de bienvenida” que incluía su tarjeta de contacto. Le regresé todo para no meterme en problemas; aunque no creo que todos lo hagan. El primer “kit” era de obsequio, pero lo que seguía era venta, por eso la tarjeta.

¿Cambiar de estrategia?

Tener resultados diferentes, sería hacer las cosas diferentes y eso sería comenzar a abrir la mente y legalizar las drogas, el comienzo sería la marihuana, que es la propuesta del titular de turismo federal.

La idea no es mala, al contrario; sólo sería dejar de torcernos el cuello para voltear a otro lado y no verlo.

Algo de lo que hemos discutido en la redacción de L&T sobre el tema es que el consumo podría no ser el problema, pues la marihuana es de las drogas menos costosas y de fácil acceso.

Las hipótesis son:

  • La cocaína, heroína y demás drogas sintéticas sería el verdadero monstruo a combatir
  • No es el consumo, es el terreno de entrada para distribución general.
  • El turista no viaja a México para conseguir drogas; la legalización no nos convertiría en el “Amsterdam” de Latinoamérica.
  • Es urgente la evolución y la legalización es parte de ello.

Leí en algunas columnas un tipo de burla porque “el Secretario de Turismo no puede dictar la agenda de seguridad”; se les olvida que todo tiene que ver, que el éxito se conforma de equipos y que es tarea de todos (incluyéndonos a los medios de comunicación) invitar a que más y más personas visiten el país.

Tan concierne al Secretario de Turismo, que algunas omisiones afectan su trabajo.

Por supuesto que es un tema de muchos debates, sobremesas y opiniones encontradas. Pero sería un gran paso para realmente, mover a México.

Comentarios

Comentarios

Publicidad