Lo que no sabes de San Miguel de Allende

San Miguel de Allende es una ciudad maravillosa. Los visitantes quedan encantados por sus calles, galerías, cafés, hoteles y restaurantes. Seguramente, sí has visitado la ciudad has disfrutado de cada rincón, pero te aseguramos que no la conoces del todo.

Aquí te contaremos, algo que seguramente no sabes de San Miguel de Allende:

1.- La ciudad fue fundada por el fraile Juan de San Miguel en 1542, como San Miguel el Grande, con el propósito de evangelizar a los indígenas purépechas de estas tierras y también era un lugar de paso entre las ciudades mineras de aquellos años. Después al nombre de San Miguel se le agrego el apellido de uno de los héroes de la Independencia de México: Ignacio José de Allende y Unzaga, quien nació aquí el 21 de Enero de 1769.

2.- En 2008 la UNESCO reconoció a San Miguel de Allende como una de las Ciudades Patrimonio Cultural de la Humanidad, debido a su aporte a la arquitectura barroca y a la cultura mexicana como un lugar de suma importancia en la guerra de de Independencia Mexicana. Debido al nombramiento por parte de la UNESCO perdió su lugar en la categoría de “Pueblos Mágicos”. Lo que sin embargo, no le resta ni le afecta en nada su mágia y encanto.

3.- San Miguel de Allende tiene varios títulos, y no es para menos. Ya vimos que no es Pueblo Mágico, pero entre los nombramientos más importantes que tiene esta ciudad podemos encontrar:

Capital Cervantina de América

Capital Mundial del Patrimonio Cultural,

En 1926 fue declarado monumento histórico

Cuna Iberoamericana del Quijote,

Ciudad Luz

Es sede del Festival Internacional Cervantino

Fué capital de México durante el mandato de Benito Juárez.

4.- Si nos remontamos al año de 1900, San Miguel de Allende estuvo a punto de convertirse en un pueblo fantasma debido a que la minería que era la principal actividad en estas tierras ya no era tan popular. Incluso en 1926 la ciudad fue declarada Monumento Histórico por el Gobierno Mexicano, con el fin de conservar su arquitectura colonial.

5.- Al fin de la segunda guerra mundial, muchos norteamericanos buscaban un lugar para refugiarse y olvidarse de las calamidades de la guerra. En los años 50′s, San Miguel de Allende fue descubierto y reconocido por ser uno de los mejores atractivos turísticos de México en ese entonces. Incluso soldados norteamericanos ya fuera de servicio, se aseguraron que el Instituto Allende, fuera reconocido por los servicios educativos de Estados Unidos, para que así ellos y sus familias pudieran pasar largos períodos en esta ciudad.

6.- Muy probablemente San Miguel de Allende tuvo sus inicios como referente cultural gracias a Stirling Dickinson, un norteamericano que vivió la mayor parte de su vida en esta ciudad. En 1937 fue co-fundador de la Escuela Universitaria de Bellas Artes, que aunque ofrecía cursos a estudiantes norteamericanos y mexicanos de privilegiada posición económica, también abría talleres culturales, artísticos y artesanales de bajo costo para la población en general, orientados principalmente a preservar las tradiciones de la gente. Entre los maestros de estas institución académica se encontraba el muralista mexicano David Alfaro Siqueiros.

7.- Aunque se encuentra en un área relativamente “plana” del bajío, San Miguel de Allende se encuentra en el centro de una región montañosa a 3000 metros sobre el nivel del mar.

8.- En el centro de San Miguel no vas a encontrar anuncios de neón, espectaculares, o algún otro tipo de publicidad “espectacular” al que estamos acostumbrados en las grandes ciudades o en otros destinos turísticos que solo ofrecen contaminación visual. Esta es otra de las razones por las que los “gringos” han pasado de ser turistas a residentes locales. Una de las más conocidas residentes extranjeras es Colleen Sorenson, una Texana que vive en la colonia Guadalupe desde hace 11 años. Su arte y manera de expresarse es mediante un programa de graffiti callejero, al que más de 30 artistas se han unido.

9.- Uno de los mejores atractivos turísticos de San Miguel de Allende es el paseo en el tranvía. Este tren te da un recorrido por los puntos históricos y cómicos más importantes de la ciudad. El viaje dura 45 minutos y hace dos paradas. Una frente al hotel Casa Sierra Nevada y otra en el mirador de la entrada a San Miguel. Si quieres enterarte de leyendas, historias, cuentos, anécdotas de actores del cine nacional o de la farándula, no dejes de hacer este recorrido… Sale a una cuadra de la Parroquia de San Miguel Arcángel.

10.- Una dulce tradición en San Miguel de Allende es los famosos tumbagones, que son dulces estilo oblea enrolladas espovoreados con azúcar glass. Se hacen a base de tomates verdes, huevo, harina manteca de cerdo, tequesquite y alcohol. Este dulce tiene marca registrada en esta ciudad y por lo regular se consume con una taza de café.

Compartir