¿Porqué amamos Uber?

A últimas fechas, hemos escuchado más sobre los conflictos alrededor de este servicio que ni el concepto del mismo.

Pero para comenzar ¿Qué es Uber? En palabras simples, es su servicio de chofer a bajo costo.

Me atrevo a decir que de bajo costo porque he tenido tarifas más bajas que cualquier servicio de taxi en la ciudad donde radico.

Por ejemplo: entre la opción de rentar un vehículo a usar Uber estoy comenzando a inclinarme por la segunda opción.

Sencillo, el auto que rentas es por día, uses o no lo uses. Entonces, en ocasiones he rentado el auto por dos semanas, de las cuales, me la paso 3 días con el vehículo estacionado; tres días con la renta del auto pagada y sólo peligrando de que le peguen, le roben alguna pieza o le suceda algo. Aunque el seguro que contratas al rentar el vehículo lo cubre, pero estamos hablando de hacer un papeleo que no tenías contemplado en tu viaje.

El costo. Ahora que tuve que suspender la labor de manejar, utilicé el servicio de Uber para trasladarme, que mejor que tu chofer personal para evitar la tragedia de manejar cuando medicamente debiste dejarlo.

El siguiente pantallazo les explica mi felicidad.

Uber-costo

La tarifa mínima del taxi es de 40 pesos, si bien nos va, porque si no, el costo es de 50 pesos parejo, como mínimo. Contándoles que el uso de Uber en esta ocasión fue por cuestiones médicas, sabrán que el que llegue un auto, a la puerta de tu casa, sin que tus vecinos se enteren por el sonido del claxon, que ya llegaron por ti, es un aliciente; porque el sólo pensar en salir a la avenida para sortear tomar un taxi, agacharte a la ventanilla a preguntar cuanto es el costo del viaje (técnica para que “no le cobren de más”) y subirte en medio del tráfico vehicular en medio de mentadas de madre, es un alivio.

Ahora, les contaré una anécdota larga en un taxi sin sonar fatalista.

Después de un viaje de 10 horas en autobús, lo único que quería era llegar a mi hogar. Es bien sabido, que tomar un taxi afuera de la central de autobuses incrementa un poco el costo. Como no tenía ganas de caminar, solicité un vehículo mediante la app “Easy Taxi”.

El taxi llegó, era un Tsuru (como buen taxi), le pedí que me abriera la cajuela y se limitó a hacerlo, accionando la palanca desde su asiento. Acomodé mi equipaje, subí a la parte trasera y le indiqué la ruta.

El chofer gozaba de escuchar sus cumbias sonideras al más alto volumen, en ese momento recibí una llamada y ni siquiera movió un poco el rostro para preguntarme si quería que bajara el volumen. Se lo pedí y los decibeles no fueron de mucha diferencia.

Los asientos del taxi ya estaban en las ultimas, me di cuenta por los resortes que me jalaron el pantalón.

Al acercarnos al destino, le pregunté el monto del adeudo, sorpresa! Fue de cien pesos. Porqué?

  • Pasaban de las 8 PM. Normalmente cobran 60 pesos, pero de día.
  • Ya iba a salir del turno, entonces, el lugar de entrega del auto quedaba del otro lado de la ciudad.
  • Realmente eran 90 pesos, pero como no traía cambio me dijo que “ a la vuelta” me daba mi cambio.

Decidí no escuchar más y pagué. No hubo recibos, no hubo factura y deseo no volver a toparme con ese chofer.

Al tomar un Uber:

  • Te abren la puerta del auto
  • Te ofrecen agua embotellada
  • Puedes poner tu música, disfrutar tu trayecto en silencio o maniobrar el volumen del repertorio con el que cuenta el chofer.
  • Si colocas el destino en la app, puedes pedir un estimado de tu viaje.
  • El cobro no es a estimación del chofer, es conforme el cálculo a distancia y tiempo del traslado.
  • No sufres por efectivo, pues el cobro es mediante tarjeta. (Y si en ese momento tu tarjeta no puede realizar el cobro, se abona a “viajes pendientes” tendiendo derecho uno).
  • Ni como escatimar en la seguridad, al solicitar un servicio sabes el nombre de tu chofer, la marca y placas del carro, además de tener la seguridad que cuenta con una capacitación previa y que vas seguro en el viaje.

 

Uber viajes anonimos

Tengo un amigo bastante distraído, olvidó toda su maleta de documentos en el Uber; se dio cuenta al tratar de abordar el avión para su viaje. Realizó una llamada al chofer asignado a la encomienda previamente y listo! Regresó el chofer a devolverle las pertenencias.  ¿El taxi de calle lo hubiera hecho? Creo que no.

Si, es un servicio que no todos disfrutan, pues se requiere por lo menos, una cuenta bancaria para el pago (sea crédito o débito) y un teléfono inteligente que soporte la aplicación. Por lo tanto, no hay punto de comparación.

Competencia genera eficiencia, y por lo menos, yo no he notado un cambio de unidades, capacitaciones, etc en taxis del diario.

Las unidades de taxi (en provincia):

  • Raramente están limpias
  • No cuentan con su tarjetón de autorización a la vista
  • No sabes la identidad de tu chofer, en caso de tratar de contactarlo después.
  • De la seguridad ni hablamos, pues es un “volado” tomar un taxi de calle.

No tenemos nada en contra del servicio de taxi de calle, lo que nos gustaría es que mejorara el servicio, no que nos traten a los clientes como si nos hicieran un favor, porque eso somos, CLIENTES.

Compartir