Portugal cumbre de destinos exquisitos

0
492

Portugal celebró la Cumbre Mundial de Turismo Gastronómico con reconocidas voces del arte culinario.

La Cumbre Mundial de Turismo Gastronómico 2015, organizada por la Asociación Portuguesa de Turismo Económico y Culinario (APTECE) con la colaboración de sus homólogos de otros países reunió a profesionales y aficionados de la gastronomía internacional para hablar sobre las últimas tendencias culinarias.

Cocineros, empresarios, críticos culinarios, blogueros de viajes y representantes nacionales del turismo gastronómico de distintos países, expertos en marketing e incluso estrellas de programas televisivos de cocina, se reunieron cerca de Lisboa, Portugal de Estoril, en un encuentro internacional del sector, en busca de crear una nueva entidad internacional de turismo gastronómico.

Durante cuatro días, se presentaron conferencias con periodistas especializados, y expertos en turismo analizarán el futuro del sector.

El concepto de “comida en la calle”, de moda en grandes capitales como Nueva York, Londres o Berlín, fue uno de los temas centrales en las conferencias del congreso.

Comer en la calle del picoteo más sencillo al más elaborado, convertirse en chef por un día o probar una hamburguesa creada en un laboratorio son algunas de las propuestas sobre el presente y futuro del turismo gastronómico compartidas en la cumbre gastronómica.

La demanda de “turismo con los cinco sentidos” ha llevado a que profesionales de la gastronomía busquen cómo convertir las comidas en experiencias.

En su intervención el consultor Luis Rasquilha puso ejemplos de todo el planeta: cenar mientras se apuesta en Italia o mientras se escucha ópera en Brasil, convertirse en ‘chef por un día’ en un restaurante francés donde el cliente puede intercambiar lugares con el cocinero, o imprimir una foto en tu desayuno gracias a la ‘selfie toaster’ comercializada en Estados Unidos.

Según el profesor Ian Yeoman, de la Universidad de Victoria en Wellington (Nueva Zelanda), la gastronomía será una de las experiencias centrales del turismo del futuro, y los escenarios más posibles pasan por una cocina volcada en la salud o en la tecnología, que permitirá incluso elaborar carne y otros alimentos en un laboratorio.

El reto, según los conferenciantes, es cómo combinar la fusión y las nuevas demandas como la comida saludable, con la autenticidad de los productos gastronómicos, que representan, tanto como el paisaje, la identidad de cada destino.

Durante el evento se realizó el encuentro anual de cocineros portugueses, con demostraciones de los más reconocidos chefs del país.

 

Comentarios

Comentarios