San Miguel Food Festival, poniendo el ejemplo de diversidad + buen gusto

0
2232

Cuando escuchamos que va a haber un festival gastronómico nos imaginamos de todo, pero cuando es en San Miguel de Allende, malamente atribuyo a que todo será orgánico o “hipster”; San Miguel Food Festival me dio una gran lección.

San Miguel Food Festival, llevado a cabo en su primer edición en el magistral Instituto Allende por Ricardo Trejo, Jorge Alarcón, Andrea Fernández y Daniel Estebaranz fue de los mejores eventos que me ha tocado vivir.

El lugar es de los mejores en ubicación dentro de la Ciudad Patrimonio Cultural, desde ahí puedes tomar una de las imágenes perfectas con el ícono de la ciudad, la Parroquia de San Miguel Arcángel.

En primer paso, pudiste disfrutar de tlayudas, pizza artesanal, diversas etiquetas de vino, bocadillos, y más. De esos recorridos a primera vista que el hambre de probar casi te obligan a ir consumiendo; poco a poco vas probando el laberinto de sabor que te ofrecían, pero seguías con el mensaje mental de “poquito porque quiero probar más”.

Tlayuda. Foto: Karla Fernandez
Tlayuda. Foto: Karla Fernandez

Para todos aquellos que nos encanta vivir a tope una ciudad, San Miguel Food Festival nos permitió encontrar reunidos nuestros gustos culposos de esa linda ciudad; entre mis favoritos estuvieron Luna de Queso, que es la tienda top de quesos, carnes frías, especies y alimentos preparados en San Miguel, desde tablas de quesos hasta un delicioso Reuben con col agria o comida corrida para vegetarianos, algo que es raro encontrar.

Luna-de-queso

Otro de mis favoritos fue San Mijell Chots, un tentempié en lo que armabas tu tarde de comer en forma.

chots-sma

El evento magno, además de las “mesas con los Chef´s” sin duda, fue la participación de Dante Ferrero en el asado; que es de un domingo perfecto sin asado? Dante se volvió a llevar la tarde. En esta ocasión no sólo aplicó el #laVacaEsMia, también lo fue el lechón y el cabrito. Un espectáculo que pocas veces podemos apreciar.

Dante-Ferrero-asado

Ni siquiera me atreveré a reafirmar que la vaca y el lechón, que fue lo que probé, estuvieron perfectamente deliciosos. La salsa ahumada para acompañar fue mi favorita.

Taco de lechón con salsa ahumada de Dante Neuquen. Foto: Karla Fernández.
Taco de lechón con salsa ahumada de Dante Neuquen. Foto: Karla Fernández.

Otro de los aciertos que tuve a bien de elegir fue la cerveza artesanal “Chela Libre”, la Pale Ale fue mi favorita, aunque acepto que en gustos, se rompen géneros, pues mi compañera Aby Elizondo probó una stout y quedó fascinada.

Y como el postre no fue cosa menor (si vamos a dedicarnos a comer, que sea de lo mejor), los helados “Bok” fueron un hit. Recomendados por los chef, fuimos a verificar de la maravilla de la que hablaban.

Helados-Bok
Helado de tocino, frutos rojos al vino tinto y ferrero de Bok. Foto: Karla Fernández.

Helados “Bok” son únicos, la base es leche de cabra y de ahí, los sabores son un deleite. Mi corazón y paladar quedaron conquistados por el helado de tocino y el helado de frutos rojos con vino tinto. A pura letra podrá sonar raro, pero el sabor es indescriptible (aunque piensen que deberá saber estrictamente a puro tocino, no fue así).

La parte del sabor fue indiscutible, titanes de la cocina mostrando talento; el último día pude saludar a grandes como Armando Prats, Dante Ferrero, Enrique Farjeat, Juan Emilio Villaseñor y Luis Nara.

La música corrió a cargo de “Rabbits” y el ambiente de los asistentes con esencia a San Miguel de Allende: multiculturales, libres y relajados.

rabbits

Lo único en desventaja fueron los lugares para disfrutar; quizá el evento estuvo diseñado para que lo disfrutaras a pie y darle circulación a los asistentes, pero disfrutar de un asado de Dante, con una copa de vino, sentados escuchando el grupo, hubiera sido una gran experiencia, situación que sólo se logró en un par de mesas, pues los demás estábamos de pie, sorteando comer en una orillita.

asistentes-Sma-food-festival

San Miguel Food Festival explotó la base de San Miguel de Allende: multicultural, con cocinas de todas partes del mundo y opciones para todo tipo de gustos sin perder el estilo único, de buen gusto.

rabbits-dos

Fue regresar a casa, recordar porque es de las ciudades más divertidas y extraordinarias, pues siempre hay un factor sorpresa, ese tino que te hace querer regresar.

Mi deseo? Disfrutar un segundo San Miguel Food Festival, con la misma (o mejor aún!) altura que el primero, sentada con una copa de tinto.

gatubela-Casa-Armida

Comentarios

Comentarios