Sauteé: un lugar deliciosamente encantado

0
45
Publicidad

Siempre que nos preguntan los lugares favoritos, pocas veces situamos el corazón gastronómico en la industrial ciudad de León, Guanajuato; Sauteé nos ha regresado la calma para responder esa pregunta.

Con un concepto único en la ciudad,  Sauteé, del chef Marco Ortega, es un lugar que ofrece desayunos deliciosos fuera de los clásicos.

Para abrir el día, un delicioso café, selección de la casa y llegó en una cafetera hermosa; para mi que soy una fanática del café, encontrarlo en sus diferentes formas de extracción es una belleza.

Comenzamos con algo sano, un Frutal Sauteé; fruta de temporada seleccionada con yogurth natural, amaranto, hemp y un toque de miel de agave.

Seguimos con unos waffles belgas, que llevan fresas, frutos rojos, chocolate y helado de vainilla. He de recomendarles que son una delicia, pero no sabrán si quieres comenzar con este plato o dejarlo para postre.

Llegó la hora del plato fuerte y les contaré que fue un gran desayuno de campeones.

Comenzamos con unos “Che Mi Curry” ; un par de huevos estrellados tiernos sobre tostas a las finas hierbas y el toque de Argentina a la vista: chorizo y chimichurri clásicos de aquella punta de Latinoamérica.

Seguimos con lo que puedo declarar como mis favoritos del lugar (porque siempre hay un campeón en toda mesa), unos chilaquiles rojos con chorizo argentino con quesito gratinado y unos toques de guacamole especial del chef Ortega son un platillo que debes probar, por lo menos, una vez en la vida.

Vienen con unos frijolitos refritos que de inmediato, nos dio  “el síndrome de Anton Ego” como en la película Ratatouille. Esos frijolitos refritos, típicos de la abuelita Chuy, pudimos encontrarlos en Sauteé.

Para abonarle a las emociones en un solo platillo, el maridaje sugerido y completamente acertado, fue una cerveza ámbar. La combinación ideal para arrancar el día en el que los chilaquiles serán pieza clave de la reanimación.

 

 

Los huevos Benedictinos ¡por fin! los podemos pedir en un restaurante en León; en Sauteé vienen sobre pan brioche y jamón; la salsa holandesa tiene el toque del chef por lo que el poro que le adorna es complemento ideal.

 

Para terminar con la excelente racha de delicias saladas, el Omelette Báltico llegó a la mesa. La tortilla de huevo va rellena de salmón, sazonada y preparada con el estilo de la casa, y sobre un espejo de salsa pomodoro y perejil frito.

Si eres amante del sabor a tomate de verdad, con un excelente sazón, esta opción te encantará.

Ya te conté que el café es una de las tantas estrellas de este lugar, por lo que repetir café fue inevitable.

En esta ocasión llegó una cafetera Chemex, con una gran mezcla mexicana y para no disfrutarlo solo, una tremenda concha de chocolate – hecha en casa – rellena de nata.

De verdad, lo que te contemos, será corto con nuestra experiencia en este delicioso lugar.

La terraza esta fantástica para amenizar el desayuno estilo mediterráneo que vas a disfrutar. El estacionamiento está a pasos del lugar y siempre habrá personal que te reciba con los brazos abiertos.

Sautté, por ahora, sólo abre en desayunos, pero pronto encontrarás servicio para la hora del lunch.

En tema de costos, nos parecen justos por el nivel de cocina que maneja. Podrías desayunar desde $200 pesos por persona.

 

Sauteé

Blvd. Punto Verde 312 A

Fraccionamiento Punto Verde

(Frente al Club deportivo)

(01 477) 962 92 26

León, Guanajuato.

Comentarios

Comentarios

Publicidad