Todo lo que debes saber antes de viajar en barco

Antes de decidirte por viajar en barco, te daremos unos consejos que harán que disfrutes aún más esa maravillosa experiencia.

Antes de planear, hay que tomar en cuenta es el presupuesto y los días disponibles. 3 meses mínimo de anticipación son necesarios para reservar un crucero.Pero primero busca un crucero de acuerdo a tus intereses, ya que hay: familiares, para parejas, para solteros y de expediciones.

Para abordar un crucero no se requiere más que su reservación; sin embargo, debe tomar en cuenta que si el barco zarpa de un puerto fuera de México debe llevar su pasaporte y visa, en caso de que el país así lo requiera.

Agunas navieras ofrecen la opción de tramitar visas grupales para sus pasajeros en algunos países, lo cual le permitirá ahorrarse el tiempo del trámite, pero ello implica a su vez tomar los tours grupales por los puertos.

Más allá de Navidad, Semana Santa y las vacaciones de verano, lo ideal es informarse sobre cuáles son los mejores meses para disfrutar al máximo de una experiencia en barco, por el clima y los atractivos que ofrecen.

Nosotros te sugerimos:

El Caribe: de noviembre a marzo

Europa y el Mediterráneo: de abril a octubre

El Báltico: entre junio y julio

Alaska: de mayo a septiembre

Asia: de octubre a marzo

Sudamérica: de noviembre a febrero

Aunque los cruceros tienen mucha estabilidad sobre el mar, los expertos recomiendan tomar un crucero de pocos días en su primer viaje en barco a fin de acostumbrarse al movimiento de la nave.

Un crucero de tres a cuatro noches para los cruceristas primerizos o uno de siete a diez días, pero no más, después de ese tiempo, puede llegar a ser aburrido. Hay travesías de 15 días y hasta de un mes, perfectas para los más experimentados.

Se sugiere planear un viaje en crucero con un tiempo de tres a seis meses de anticipación a fin de elegir el barco adecuado y reservar las actividades a bordo. Ese tiempo le permitirá también contemplar el clima de los destinos a visitar.

Como mínimo se requieren de tres semanas de antelación para hacer la reservación, y con ese plazo es necesario pagar el total del viaje para evitar una cancelación.

Entre más pronto haga su reservación tendrá más opciones para elegir su camarote, los servicios de comida, hacer las reservaciones para los espectáculos a bordo y hasta puede acceder a descuentos, promociones o tarifas rebajadas.

Recuerde llevar al menos dos cambios de ropa formal, ya que suelen organizarse cenas de gala y muchas veces se requiere etiqueta obligatoria. Si está tomando medicamento es importante llevar su receta. Ropa abrigadora y el traje de baño no deben faltar, además de pastillas para calmar un posible mareo.

Con su pase de abordar tiene derecho a las comidas, el entretenimiento a bordo como cine, shows, actividades y funciones de teatro; basta con realizar la reservación a tiempo.

Contemple un dinero extra en caso de que desee cenar en algún restaurante de especialidades. El uso de internet, las bebidas alcohólicas, las propinas, las excursiones y el transporte en cada puerto no está incluido en la tarifa inicial de su crucero.

Se recomienda adquirir un seguro de viaje, ya que en caso de emergencia, las compañías navieras no siempre se hacen responsables. En algunos casos ofrecen vuelos para que los pasajeros puedan continuar su viaje.

Si bien los paseos en crucero son de los más confiables, no está de más prevenir. Hay que ubicar los puntos de reunión de la naviera, así como los salvavidas y poner atención al simulacro de evacuación que, a partir del accidente del Costa Concordia, todas las embarcaciones, por ley, deben hacer el primer día a bordo.

Si por fuerza mayor requiere cancelar su viaje, debe tomar en cuenta las políticas de cada compañía para evitar perder su dinero. Las reglas varían según la empresa, y las tarifas se ajustan de acuerdo al tiempo de antelación con el que cancele, las noches reservadas, la categoría de su camarote y hasta la temporada también influye en los cargos por cobrar. Recuerde que toda penalidad debe pagarse por persona.

En Royal Caribbean por ejemplo, es necesario dar aviso al menos con dos meses de anticipación para obtener la devolución completa de su depósito. Con menos de 14 días no tendrá derecho a la devolución de su dinero. Los cargos por cancelación también debe costearlos el usuario.

Si viaja con menores conozca los programas de entretenimiento que tienen las navieras para ellos, muchas compañías, regularmente las más lujosas, cuentan con atención personalizada para cuidar de los pequeños. Ofrecen también comida diseñada sólo para los menores.

Las tarifas para menores son iguales que las de adultos, a partir de los seis meses de nacido, y es requisito que los niños viajen acompañados por un familiar adulto en su camarote.

Hay barcos de tres a seis estrellas. La calidad y precios van en función de ello, si reserva con antelación encontrará buenos precios.

Elija su camarote de acuerdo al número de acompañantes.

Hay hasta para cinco personas.

Tome en cuenta el idioma en el que se ofrecen los servicios a bordo.

Algunas compañías cuentan con un programa de propinas pre-pagadas que es de mucha utilidad.

Se aconseja tomar el segundo turno de comida, de esa forma tendrá más tiempo para disfrutar de las actividades.

Evite, en la medida de lo posible, utilizar el servicio de lavandería, tintorería o salón de belleza e internet, pues son caros.

Escoja un camarote por encima de la línea de flotación del barco y en el área central, ya que amortigua en gran medida el movimiento, además de elegir los que estén más alejados de las zonas comunes, los accesos de la tripulación y preferentemente, lejos del área de popa, que es donde usualmente se sitúa la sala de máquinas.

Infórmese sobre el tipo de moneda que se acepta a bordo.

Los derechos de aeropuerto, de puerto e incluso los impuestos están sujetos a cambios.

Con información de agencias.

Compartir