Un taza de café con Karim Rashid en el Majik Café

El diseñador Karim Rashid encuentra otra vez la inspiración en Oriente para su siguiente trabajo, el Majik Café, un nuevo restaurante situado en Belgrado, Serbia. La intención del artista era crear una “naturaleza digital” y un mundo sin fisuras que revolucionara los sentidos. Para ello, apuesta por las líneas curvas y los colores brillantes, que realzan el dinamismo del interior.

Iconos en forma de ventanas y motivos decorativos inspirados en antiguos dibujos de la cultura tradicional servia se mezclan y actualizan en un caleidoscopio de colores que crean espacios sugerentes, tanto en el bar como en el restaurante.
El diseño define el estilo del Majik Café como una mezcla de elementos tecno-orgánicos y humano-orgánicos, lo que se refleja en numerosos detalles del restaurante, como por ejemplo el uso de perfiles de vidrio enfrentados, las figuras de cuerpo entero que enmarcan la entrada a los lavabos y los coloridos dibujos digitales de las paredes.
El interior está iluminado por lámparas que proyectan un suave resplandor sobre las mesas. Las paredes están cubiertas con pantallas e impresiones digitales de gran tamaño, que expresan mensajes de texto SMS de los clientes.
Compartir