Un tesoro magnifico de León Guanajuato

La Catedral Basílica de Nuestra Madre Santísima de la Luz, es una de las iglesias más importantes e imponentes de la ciudad de León Guanajuato, ubicada en la calle Álvaro Obregón esquina con Hidalgo frente a la reciente Plaza Benedicto XVI, en la colonial Zona Centro.

Fue creada por los jesuitas en 1746, con la intensión de reemplazar la antigua sede que estaba muy dañada, pero la construcción fue suspendida cuando esta llevaba ocho metros de construcción, ya que los jesuitas fueron expulsados de la ciudad por los españoles.

Su edificación continúo en 1842, por el arquitecto británico Luis Long, a base de estilo barroco y neoclásico; está conformada por ocho bóvedas, una cúpula, seis capillas y la fachada; haciendo cada detalle de este edificio una verdadera obra de arte.

Al crearse la Diócesis de León en 1864, deciden tomar como sede la catedral, que en aquel entonces se le conocía como “Nueva Compañía”, el primer obispo en habitarla fue José María de Jesús Diez de Sollano y Dávalos, quien terminó la construcción de las torres y la cúpula, también le agregó capillas como la de la Virgen de Loreto y la del Señor San José, consagrándola como catedral el 16 de marzo de 1866.

Su aspecto actual se debe a la remodelación realizada en 1902, pues en ese año fue la coronación de la Virgen de la luz, patrona de la ciudad de León, en honor a ella se realizan festejos y peregrinaciones en el mes de mayo.

Lo más reciente e importante de lo que ha sido testigo la Catedral Metropolitana de Nuestra Madre Santísima de la Luz, fue la visita de Su Santidad el Papa Benedicto XVI ,en marzo del 2012, donde ofreció una misa para Obispos y Cardenales de Latinoamérica.

La Catedral es uno de los lugares que no se pueden dejar de visitar, a pesar de que no sea muy religioso de la fe católica, pues es un edificio con gran historia y una belleza excepcional.

Compartir