Urban Food entre arcos cervantinos y mezcla de naciones

Comer, comer, comer, a todos nos encanta! Por más nombres rimbombantes que le pongan, por más sazones complicados que probemos, la comida es la comida y aunque le nombren Urban Food el toque es inigualable.

Ya para cerrar la Cumbre Gastronómica “Guanajuato Si Sabe” , Guanajuato Capital sería uno de los destinos, además de consentidos, el gran anfitrión en sus túneles, eso que no hay en ninguna otra parte del mundo y que nos hace sentir como viles hormigas cada que transitamos por ahí.

Por cuestiones climatológicas, se cambió de la subterránea, el túnel mayor de la ciudad cervantina, al Mesón de San Javier, una construcción de la superficie pero que de igual forma, te atrapó entre sus paredes de roca y pisos históricos. Más túneles, pero en la superficie.

El festín fue organizado por uno de los restauranteros de la ciudad, ícono en el sector, Ricardo Herbert, quien a pesar de traer un par de eventos de referencia, se lució dándole personalidad a éste encomendado.

Entre las cartas fuertes de la noche estuvieron Eva Millán, Chef del Complejo Mayakoba, en la bella Riviera Maya; del otro lado del país, Thierry Blouet, quien nacido francés, radica en Puerto Vallarta, entre otros chefs locales.

Un gran acierto de la OCV Guanajuato en tema de promoción, pues no fue sencillo el cambio de sede un par de días antes y mucho menos que el evento fuera todo un éxito sólo a la suerte de Dios.

De los favoritos de la noche estuvieron la torta ahogada en pan brioche, las tostadas de pata, tacos árabes, las hamburguesas de foi gras, las gambas al estilo Eva Millán, bebidas, cockteles y más.

Pero como no todo es miel sobre ojuelas, les dejo mis BUENO, MALO y FEO.

LO BUENO: La gran variedad de platillos; fue una noche con antojitos de todas partes: franceses, españoles, árabes, poblanos, leoneses, cuevaneses reinterpretados etc. Por variedad no se sufrió.

LO MALO: Los lugares para sentarse a disfrutar por lo menos un momento de cockteles fueron limitados, los espacios para circular estuvieron reducidos y los meseros insuficientes.

LO FEO: He preguntado para no hacer este comentario de forma arbitraria, y 10 de 10 hemos opinado lo mismo: en verdad es innecesario el espectáculo teatral en medio de un evento gastronómico, nadie le hace caso! En tema de música es un buen detalle, pero optar por la representación teatral, ni creemos que sea un requisito para hacerlo y nadie va a extrañarlo. En verdad, sólo es pérdida de espacio (por aquello del escenario).

Mis favoritos? En orden de locura en el paladar: Chalupa de Camarón confitado por el Chef Fernando Hernández del Restaurante Moyuelo; los tacos árabes y la torta ahogada en salsa de tinto.

Compartir