Argentina como líder de turismo religioso en rutas jesuitas

0
3476
Publicidad

Para creyentes o ateos, Argentina es un país para disfrutar de rutas jesuitas y lo más icónico del turismo religioso en el país del Sur.

Conocerás la herencia religiosa, arquitectónica, artística y cultural que la religión de Jesús heredó al país de las barras celestes.

 ¿Quiénes fueron los Jesuitas?

También conocida como la Compañía de Jesús, fue fundada por Ignacio de Loyola, religioso español, que en 1539 redactó el primer esbozo de la organización de la orden, la cual el Papa Pablo III aprobó el 27 de septiembre de 1540.

La Congregación Religiosa de San Ignacio de Loyola se estableció en el territorio argentino en 1599 y participó en trabajos educativos y productivos a lo largo de Argentina, siendo expulsada en 1767 por el monarca español Carlos III.

Tras su salida del país, las instalaciones fueron derrumbadas por la Junta de Temporalidades. Con el paso de los años las misiones instaladas entre los siglos XVII y XVIII en las provincias de Misiones, Corrientes y Córdoba son las más conocidas; aunque su herencia la podrás encontrar desde el Mar del Plata, Tucumán hasta la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Principales Rutas Jesuíticas en Argentina

De acuerdo con VisitArgentina, el camino de los jesuitas cuenta con cerca de 16 atractivos turísticos en diferentes lugares del país.

Aquí va una breve descripción de los más emblemáticos puntos en los que puedes experimentar el legado de la obra evangelizadora de la Compañía de Jesús de los siglos XVII y XVIII.

Córdoba

Las obras hechas por los jesuitas en esta provincia durante los siglos XVII y XVIII son consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

A esta ciudad llegaron los primeros sacerdotes de la Compañía de Jesús, en donde fundaron la primera Manzana Jesuíta, en la que ya se veneraba a los santos Tiburcio y Valeriano, protectores de Córdoba.

Hablando de educación, la mayor herencia es la Universidad Nacional de Córdoba, que erigieron en el siglo XVII bajo el nombre de Colegio Máximo, en donde brindaban clases de filosofía y teología, principalmente a los miembros de la orden de Cristo.

¿Qué ver?

El Camino de las Estancias Jesuíticas consta de 457 km y recorre sitios emblemáticos que muestran lugares históricos inmersos en paisajes, tradiciones y costumbres que al día de hoy rigen la identidad cordobesa, entre ellos:

  • Manzana de la ciudad de Córdoba
  • Estancia de Caroya
  • Estancia Jesús María
  • Estancia Santa Catalina
  • Estancia de Alta Gracia
  • Estancia La Candelaria
  • Estancia de los Santos Ejercicios
  • Universidad Nacional de Córdoba

 

 Buenos Aires

La historia reveló que en 1608 llegaron los primeros jesuitas al puerto de Buenos Aires y se constituyeron en la actual Plaza de Mayo.

Su misión, de acuerdo a un manuscrito que se encuentra en la Biblioteca Nacional, era poblar y hacer convento, por lo cual se le pedía al Gobernador una cuadra frente al Fuerte y la Plaza de la Ciudad. Cincuenta años después fueron obligados a mudarse a lo que hoy se conoce como la Manzana de las Luces.

¿Qué ver?
  • Plaza de Mayo: Colegio de Loreto e Iglesia en la Plaza de Armas.
  • Complejo Histórico Cultural Manzana de las Luces y Parroquia de San Ignacio de Loyola
  • Iglesia y Colegio del Salvador
  • Basílica de Nuestra Señora de la Merced
  • Iglesia y Monasterio de Santa Catalina de Siena
  • Iglesia de San Pedro Telmo
  • Basílica de Nuestra Señora del Pilar
  • Catedral en Buenos Aires

Santa Fe

Fundada en 1573, la ciudad de Santa Fe se encuentra al noreste de Argentina. Lugar al que los jesuitas llegaron para continuar con su proceso de evangelización y educación, en esta ciudad erigieron templo y un colegio, junto a la plaza principal.

 ¿Qué ver?
  • Colegio de la Inmaculada Concepción
  • Iglesia de Nuestra Señora de los Milagros

Misiones

La importancia del paso de los Jesuitas por la provincia de Misiones, ha dejado muchos aprendizajes a la historia, cultura e incluso arquitectura dentro de la Argentina y reconocido por la UNESCO al declararlo como sitio patrimonio. Existen 3 rutas principales para admirar las hoy ruinas de aquellos sitios que albergaron a las misiones jesuítico-guaraníes en el siglo XVIII.

¿Qué ver?
  • Ruinas de San Ignacio: Aquí se podrán apreciar los vestigios de las reducciones de San Ignacio mini, una de las principales de la provincia. La conservación del conjunto permite admirar alrededor de una plaza central, vestigios de la iglesia, la Casa de los Padres, el cementerio, las viviendas y el cabildo, mostrando el trazo urbano de la monumental obra que los guaraníes, guiados por los padres Jesuitas realizaron.
  • Ruinas de Loreto: Situada en el municipio de Candelaria, la misión jesuítica de Nuestra Señora de Loreto fue fundada en el año 1610 y abandonada tras la expulsión de los jesuitas. En 1984 tras la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO de las ruinas de San Miguel de las Misiones en Brasil, fue extendida este reconocimiento para las misiones argentinas de San Ignacio Mini, Santa Ana, Santa María la Mayor y Nuestra Señora de Loreto, convirtiéndose en el un único sitio transfronterizo con esta distinción.
  • Ruinas de Santa Ana: A 20 kilómetros de la Candelaria se encuentra la reducción de Nuestra Señora de Santa Ana, fundada en el siglo XVII por los padres Romero y Agustín contreras acompañados de 2,000 guaraníes. Estas ruinas están situadas junto al cerro de Santa Ana Peruyé, en donde se pueden admirar colinas, vegetación y se encuentra a pocos kilómetros de la ribera del alto Paraná. Las ruinas que perduran destacan por sus grandes lienzos de muros.

Tucumán

Fundada en 1670 la Misión San José de los Lules fue otra de las grandes fundaciones de la Compañía de Jesús.

Aquí se construyó una capilla y un convento, así como la Estancia San Ignacio. De esta misión se destaca su trabajo en letras, manualidades, agricultura, orfebrería, carpintería y una gran actividad azucarera.

En 1944, la Comisión de Monumentos Nacionales declaró a la Iglesia San Francisco como Monumento Histórico Nacional.

¿Qué ver?

Dentro de la ruta Jesuita Tucumán se pueden apreciar diferentes templos sagrados como:

  • Iglesia San Francisco (San Miguel de Tucumán)
  • Capilla de San Ignacio de Loyola (La Cocha)
  • Estancias Jesuitas Las Carreras, Las Tacanas y Los Cuartos
  • Capilla Jesuítica de la Banda (Tafí del Valle)

Buenos Aires Religiosa: El camino del Papa Francisco

Jorge Mario Bergoglio, es el Papa número 266 en encabezar la Iglesia Católica; es el primer representante latino, nacido en Buenos Aires, capital Argentina.

El Papa Francisco pertenece a la orden de la Compañía de Jesús y en su honor se ha creado en la capital un recorrido por los sitios emblemáticos y sagrados de su vida.

Este recorrido te llevará a un viaje por la vida del Papa Francisco, desde su infancia, instituciones educativas a las que asistió, Iglesias e incluso el equipo de fútbol al cual aún apoya.

El Circuito Papal es un recorrido gratuito que ofrece la oficina de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires.

Tiene una duración de 3 horas, se realiza los fines de semana a pie o en autobús, está disponible en inglés o español y requiere reservación.

Lugares que visitarás:

  • Catedral Metropolitana
  • Arzobispado de Buenos Aires
  • Iglesia San Ignacio Loyola
  • Iglesia San Francisco de Asís
  • Basílica San José de Flores
  • Solar de la Infancia
  • Instituto de Nuestra Señora de la Misericordia
  • Escuela “Coronel Ingeniero Pedro Antonio Cerviño”
  • Iglesia del Salvador
  • Universidad del Salvador
  • Origen del Club Atlético San Lorenzo de Almagro
  • Basílica de San Carlos y María Auxiliadora

Para tener un recorrido completo por la vida del Papa Francisco, también se puede visitar el Colegio Máximo, ubicado en la Ciudad de San Miguel, dentro de la Provincia de Buenos Aires; recinto en donde el Papa recibió su formación enfocada en filosofía y teología, siendo uno de los centros más importantes fundado en 1930 por la Compañía de Jesús.

El legado de los Jesuitas en Argentina es inigualable e inmenso y con la ruta del Papa Francisco, sin duda es un destino de turismo religioso que los amantes de la historia, arquitectura, orfebrería y música barroca misional amarán.

Publicidad