Celebra el Día de muertos en Rosewood Mayakoba y San Miguel de Allende

0
1088
Publicidad

Este año, las antiguas tradiciones cobrarán vida en la Riviera Maya y en San Miguel de Allende a través de la gastronomía, la música, la mixología y el folklore. Como cada año, Rosewood se enorgullece de anunciar sus emblemáticas celebraciones del Día de Muertos

Rosewood Mayakoba

La fiesta comenzará el 31 de octubre en Zapote Bar con la colaboración especial del Bar Brujas, el reconocido espacio de coctelería de la Ciudad de México liderado por mujeres que se distingue por sus versiones herbales de bebidas clásicas y sus referencias sutiles a escritoras y activistas latinoamericanas, las originales brujas.

El poder femenil de las mujeres tras la barra de Brujas llenará a Zapote Bar de su misticismo con una selección de sus cocteles más emblemáticos, perfectos celebrar una noche de brujas.

El 1 de noviembre, la cena Ceiba con los Espíritus no solo dará la bienvenida a huéspedes sino también a las almas que esta noche llegan a visitar la tierra de los vivos. Bajo el gran árbol de la ceiba y entre caminos de flores de cempasúchiles que les guían desde el Mictlán, esta cena con platillos de inspiración local rendirá homenaje a través de la comida, la música y las flores a todos los que han dejado este mundo.

El 2 de noviembreun alegre desfile por los senderos del hotel llenará las celebraciones de alegría con un recorrido guiado por catrinas danzantes, mojigangas y música en vivo que conducirá hasta el club de playa Aquí Me Quedo en donde dará inicio una gran fiesta a los espíritus rodeada de flores, música, arte popular, altares, calaveras de azúcar, pan de muerto y cacao para honrar la vida después de la muerte. Las celebraciones cerrarán con una noche de Parrillada Mexicana frente al mar.

Rosewood San Miguel de Allende 

“Todos Somos Calaveras” es el evento que se llevará a cabo en el Jardín Rosewood, un lugar que se distingue por su abundante vegetación y vistas panorámicas que se pueden apreciar desde cada rincón del jardín.

En esta ocasión, el chef ejecutivo, César Enciso, diseñó una experiencia gastronómica tanto para huéspedes como para locales que promete ser un auténtico homenaje culinario al Día de Muertos.

La Parroquia de San Miguel de Allende será el telón de fondo de un festín que estará distribuido en distintas estaciones de comida donde los presentes tendrán la oportunidad de probar diversos sabores tradicionales de México.

Para empezar, este vasto banquete ofrecerá una estación de entradas que incluirá desde elotes asados y esquites hasta mole de olla y pozole. También, se encontrará una estación de tamales y bebidas calientes así como una sección de quesadillas y garnachas típicas mexicanas, además de una estación dedicada al mole y a los tacos.

Quienes deseen cerrar con broche de oro, en la mesa de postres encontrarán pan de muerto y churros para deleitarse. La noche estará ambientada por la música de un DJ quien será el encargado de poner a bailar a todas las almas presentes.

Como cada año, Rosewood San Miguel premiará la mejor caracterización de catrines y catrinas. Los ganadores obtendrán premios que irán desde vivir una espectacular estancia en el hotel Rosewood San Miguel de Allende hasta conocer el asombroso Rosewood Little Dix Bay en las Islas Vírgenes Británicas, entre otros.

Adicionalmente, Luna Rooftop ofrecerá un menú especial para conmemorar a las almas que regresan al mundo de los vivos para reunirse con sus seres queridos. Desde las alturas de San Miguel, donde las vistas abarcan tejados antiguos y campanarios, se podrá disfrutar de un menú que trasciende los sentidos y se inspira en sabores ancestrales.

Tostada de camarones tempura, tacos de Pork Belly y mole colorado, gringa de pollo al pibil, camarones zarandeados, empanadas con barbacoa y buñuelos con miel de piloncillo son los platillos que se encontrarán en el menú de Día de Muertos de Luna Rooftop. Las estrellas, la gastronomía y San Miguel de Allende serán los acompañantes perfectos para recordar a los seres queridos que partieron pero que viven en los recuerdos.

Publicidad