Dos viajes en un traslado: a Yucatán y al inframundo Maya

0
366
Publicidad

Yucatán tiene muchos atractivos, pero en definitiva contar con Zazil Tunich, la experiencia que te llevará al inframundo Maya es allgo que no deberás perderte.

En Zazil Tunich, la naturaleza hizo magia construyendo obras de arte y ahora podrás disfrutarlas en un recorrido a 20 metros bajo tierra.

Conformado por formaciones de estalactitas y estalagmitas que guían a los viajeros hasta lo más profundo de Xibalbá (inframundo maya), te encontrarás un cenote de aguas sagradas poco profundas.

Antes de llegar al final, realizarás el Beso Maya, un camino muy estrecho formado por la inclinación de una estalagmita gigante y la cueva del Alux (el custodio de las grutas), que se encuentra justo en la plataforma de los señores de Xibalbá.

Se trata de un parque con cinco cabañas tipo bungalows en medio de la selva Maya en el que disfrutarás de un entorno lleno de paz y tranquilidad.

Además cuenta con dos nuevos cenotes habilitados muy cerca de Zazil Tunich.

Zazil Tunich se localiza a 25 km. del centro del Pueblo Mágico de Valladolid; se localiza la Aldea Maya Xeneba con su Caverna-Cenote Zazil Tunich.

Sobre la mitología Maya

Cuenta la leyenda de Xibalbá, que los mayas creían que la entrada a este pasaje oscuro e infernal se hacía a través de los cientos de cenotes que se localizan dispersos por todo el sureste mexicano y que conducen a una laberíntica red de profundidades colosales anegadas en aguas turquesas, patrimonio natural de México.

Zazil Tunich apoya a una asociación civil que apoya a madres solteras de familias Mayas en estado de vulnerabilidad. Han realizado una alianza con la comunidad Maya y la Asociación Fortaleciendo Familias para que todo lo que produzcan ellas pueda ser parte del proyecto: hamacas, miel, artesanías, productos orgánicos, etc.

Publicidad