Día de muertos en Michoacán ¡Tercera llamada!

0
768
Publicidad

En noviembre, Michoacán se transforma y toma los colores de otoño por suyos, cada calle y recoveco a lo largo y ancho del estado, luce el amarillo del cempasúchil, el morado de la garra de león y los tonos sombríos de las veladoras .

En Michoacán, la muerte llena de vida los hogares y manifiestan la riqueza tradicional de este gran estado.

El clímax es la noche del primero de noviembre, pues se colocan ofrendas en las tumbas de quienes, físicamente, ya no estan, pero siguen vivos en el corazón.

Los rituales se llevan a cabo según las costumbres de cada región, y aunque con algunas variantes, sigue perdurando los fundamental: celebrar a los muertos, recordarlos y festejar con ellos.

 

Por ejemplo, los habitantes de Janitizio participan en un deber sagrado, el cual honra por igual a vivos y muertos.

Mujeres y niños de la isla llegan al panteón y se dirigen hacia las tumbas de sus antepasados bajo un silencio que contrasta con la luz de las velas, mientras colocan los alimentos predilectos de sus difuntos y su petate.

Cerca de Janitzio, en Tzintzuntzan se esmeran en elaborar los mejores productos artesanales, como la loza negra y vidriada, loza blanca, ángeles de paja, frutas y madera tallada, que van en las ofrendas.

En Jarácuaro las tradiciones son más puras: se coloca un arco de flores por cada barrio de la isla y la danza se convierte en la luz de la plaza principal.

Si deseas más detalles de cada zona de Michoacán y cómo celebran a sus muertos, dale click aquí.

La celebración del día de muertos, es el comienzo de una de las grandes épocas del año que puedes disfrutar en Michoacán, pues también es cuando comienzan a arribar las mariposas al País de la Monarca.

Publicidad