Zonas arqueológicas que debes conocer: Guanajuato

0
2023
Publicidad

Si hablamos de zonas arqueológicas en México, es posible que nombres las más conocidas: Tulum, Chichen- Itzá, Teotihuacán, Palenque y Monte Albán, por lo que te contaremos (o recordaremos) de zonas arqueológicas que debes visitar.

En Living and Travel nos hemos dado a la tarea en documentarte sobre cada zona arqueológica para que las disfrutes al máximo.

Recordarás que te hemos contado sobre Paquimé en Chihuahua y Comalcalco en Tabasco, y Bonampak en Chiapas; hoy te mostraremos las de Guanajuato.

 En Guanajuato, hay cinco zonas arqueológicas:

  • Cañada de la Virgen en San Miguel de Allende
  • Plazuelas en Pénjamo
  • Peralta en Abasolo
  • El Cóporo en Ocampo
  • Arroyo Seco en Victoria

Cañada de la Virgen

Justo en el camino de Guanajuato Capital rumbo a Juventino Rosas, a la altura de la entrada a San Miguel de Allende, encontrarás un señalamiento que te dirigirá hacia Cañada de la Virgen.

Si te es familiar el recorrido, es cerca del camino a la Presa Allende. También podrás llegar si vienes de Comonfort o Querétaro, sólo que llegará del lado contrario. La clave para no perderte es tomar la ruta que va a la presa.

El corazón de Cañada de la Virgen se encuentra en la cima de una loma asociada a un conjunto de profundas cañadas y su apogeo tuvo lugar entre 640 y 900 d.C.

El asentamiento está conformado por varios complejos arquitectónicos estrechamente vinculados entre los que destaca “La Casa de los Trece Cielos”, un basamento piramidal de 15 metros de altura, con plataformas laterales y que cierran en un amplio patio hundido.

Los principales monumentos de este sitio se utilizaron para realizar observaciones del cielo; su traza urbana refleja los ciclos cósmicos a los que se vinculaba la vida de grupos de agricultores, que también practicaron la recolección y la cacería de las regiones semidesérticas aledañas, e intercambiaron con otras regiones mesoamericanas objetos utilizados en rituales.

Plazuelas

Una de las ciudades prehispánicas más complejas de la región sur de Guanajuato. Para llegar a este punto, deberás atravesar Pénjamo, casi con el cruce con Michoacán.

Si no te quieres perder, localízalo en Google Maps y te llevará hasta el lugar.

Los edificios fueron construidos de manera dispersa, comunicándose entre sí, a través de largas calzadas y veredas que suben y bajan entre los cerros, y en donde un manantial es el punto de unión entre ellos.

Su desarrollo fue entre los años 600 y 900 d.C. Sus elementos protagónicos son una cancha para el juego de pelota y un conjunto de plazas y basamentos piramidales, al que se han nombrado “Casas Tapadas de gran belleza y riqueza arquitectónica”.

Si te encanta observar petrograbados dispersos entre las rocas, este es el lugar.

Peralta

La zona arqueológica que se ubica en Abasolo, es un sitio cuya monumentalidad constructiva lo ubica entre los mayores centros cívicos ceremoniales de esta porción de Mesoamérica.

Fue habitado entre los años 300 y 750 d. C. Entre los monumentos de este asentamiento merecen especial atención el edificio ceremonial denominado Doble Templo y Patio Hundido, así como el Recinto de los Gobernantes.

Tres conjuntos más han sido estudiados: La Joyita, La Crucita y La Luz de Quintana, ubicados en las proximidades del área.

Para llegar a esta zona arqueológica, el camino es rumbo a Abasolo y antes de llegar al límite con Pénjamo, los señalamientos te apoyarán a llegar. Si vas desde Irapuato, el sitio quedará a tu izquierda, por lo que deberás prestar mucha atención en las vueltas permitidas.

El Cóporo

En la franja fronteriza de lo que algún día fue la gran Mesoamérica, se encuentra El Cóporo, un importante asentamiento prehispánico, habitado entre los años 500 y 900 d.C.

Sobre la ladera podrás ubicar el Conjunto Gotas y Montes, que son espacios cívicos administrativos donde también hubo una zona residencial.

El conjunto Puerto del Aire, con su camino empredrado, sugiere el acceso a manera de peregrinación a las partes sagradas del lugar.

El Cóporo es la zona arqueológica de Guanajuato que más ha lucido en fotografías y promocionales, gracias a su hermosa vegetación y gran tamaño.

Antes de entrar a la cabecera municipal de Ocampo, tendrás que adentrarte en la comunidad San José del Torreón, que resguarda este centro ceremonial. El camino tiene algunos baches, por lo que te recomendamos tomar tus precauciones.

Arroyo Seco

La zona arqueológica más “nueva” de Guanajuato, ya que cuenta con un par de años de ser descubierta.

Ubicada en uno de los municipios más lejanos del corredor industrial del estado, Victoria muestra parte de su gran riqueza con esta zona de interés general.

Considerada una de las concentraciones de arte rupestre más importantes de México, Arroyo Seco cuenta con más de 42 paneles pictóricos repartidos entre abrigos rocosos dispersos en dos cerros, conocidos como la Zorra (Complejo A) y la Tortuga (Complejo B).

Estas pinturas fueron plasmadas en el curso de varios siglos y abarcan desde el paso de cazadores y recolectores hasta los primeros años de la conquista.

Las zonas arqueológicas de Guanajuato tienen un horario de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas, teniendo como hora límite para acceso al público las 17:00 horas en Peralta y Plazuelas, y  a las 16:00 horas en todas las demás.

La admisión general tiene un costo de 55 pesos y para menores de 6 a 12 años de 17 pesos en Plazuelas, Peralta, El Cóporo y Arroyo Seco.

En Cañada de la Virgen, el costo es de 70 pesos general y para menores de 20 pesos.

Publicidad